Las entidades no lucrativas vuelven a estar en el punto de mira del control tributario: el BOE de 28 de enero de 2020 ha publicado la Resolución de la Dirección General de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, por la que se aprueban las directrices generales del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2020, y las señala como uno de sus objetivos de actuación.

José Pedreira Menéndez, Catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Oviedo, y responsable de nuestro Departamento de entidades no lucrativas, analiza en este artículo las que pueden ser las líneas de actuación de la Administración tributaria respecto de este tipo de entidades:

El cumplimiento de los requisitos establecidos para que las entidades puedan acogerse al régimen especial será, a buen seguro, la revisión primera y principal. Se trata de un régimen de adscripción voluntaria, por lo que lo primero a determinar es que quien ha optado por él tenga la habilitación legal para poderlo hacer. Asimismo, apunta Pedreira, la pérdida del régimen especial para la entidad también puede entrañar la pérdida de los beneficios fiscales que corresponden a sus benefactores, con el grave perjuicio reputacional que de ello supondría.

-Atención específica merece el cumplimiento de las obligaciones contables y de rendición de cuentas, en especial, respecto de las fundaciones, a quienes su legislación específica obliga a la presentación de sus cuentas ante el Protectorado para su examen con anterioridad a su depósito en el Registro de Fundaciones y que, por mala praxis, no suele cumplimentarse. La Administración tributaria, buena conocedora de la situación, apunta actuaciones en ese sentido.

-Asimismo, el control promete ser intenso en especial sobre las entidades no lucrativas que realizan actividades económicas.

-Finalmente, un apunte que abre incertidumbres: la investigación de bienes que aparezcan ocultos en cuanto a su titularidad real dentro de la información relacionada con las actividades propias de las fundaciones, difícil respecto de entidades que están sometidas a controles contables más intensos que los de las propias entidades mercantiles pero que, Pedreira, gran conocedor del sector, imagina situada en determinadas instituciones jurídicas que se apuntan en el artículo.

En definitiva, deber de especial atención en el cumplimiento de obligaciones y análisis preventivo de la situación de cada entidad, en espera de colocarse en la mejor situación legal a la espera de las eventuales comprobaciones que, a buen seguro, van a producirse.

 

Leer el artículo

 

La firma

 

Garrido Abogados es un despacho multidisciplinar con una trayectoria de casi 30 años de excelencia y compromiso.

Firma de referencia en la abogacía de los negocios en España, brinda un servicio a medida, con la excelencia como seña de identidad.

 

Contáctenos

Madrid, España
Garrido Abogados
Calle Santa Engracia, 14-16. 28010 Madrid
Tel.: 913 196 062
Fax: 913 102 488
Email: abogados@garrido.es