Buscar una razón en el Rgto ISD, como se pretendía, desequilibraría el perfecto encaje que tiene la reducción con la exención en el IP, que sólo se refiere a la titularidad directa de las participaciones

El recurso de casación del que tiene origen esta sentencia fue planteado y admitido a trámite al objeto de determinar si, a efectos de aplicar la reducción en la base del Impuesto sobre Sucesiones por transmisión de empresa familiar, cabe o no considerar que el sujeto pasivo perciba retribuciones de sociedades en las que participe indirectamente a través de sociedades familiares exentas, cuando dichas retribuciones percibidas de sociedades participadas no se incluyen en el cómputo de su principal fuente de renta.

La cuestión debatida hace referencia, en concreto, al requisito relativo a la necesidad de que el sujeto pasivo ejerza efectivamente funciones de dirección en la empresa transmitida, percibiendo por ello una remuneración que represente más del 50% de la totalidad de sus rendimientos empresariales, profesionales o de trabajo personal y, en concreto, a si del cómputo de la totalidad de los ingresos de la persona que forma parte del grupo familiar y que cumple el requisito de ejercer funciones efectivas de dirección de la empresa familiar deben quedar excluidas las retribuciones que perciba de sociedades en las que participe indirectamente, a través de sociedades familiares exentas.

Pues  bien, considera el Tribunal Supremo, al igual que el TSJ de Madrid en la instancia, que la participación indirecta no se compadece con la exigencia de que el sujeto pasivo ejerza de forma habitual, personal y directa la actividad empresarial exenta, ni con la exigencia de que el sujeto pasivo ejerza efectivamente funciones de dirección en la entidad.

Y, a su parecer, esa interpretación es la que mejor se acomoda al espíritu del beneficio, con el que el legislador quiso favorecer exclusivamente a patrimonios empresariales que reunieran ciertos requisitos a través de los que se exteriorizaba su carácter «familiar», siendo la reducción prevista en el  art. 20.2 c) Ley 29/1987 (Ley ISD) consecuencia de la preocupación por la continuidad de las empresas familiares una vez que han sido objeto de una transmisión mediante una sucesión/donación, aliviando la carga fiscal de la operación cuando la empresa siga en funcionamiento.

Asimismo, una interpretación finalista de la norma nos sitúa en la misma posición por cuanto pretende amparar la titularidad directa de las participaciones de los miembros, personas físicas, de la empresa familiar, no de las participaciones de esos miembros en otras empresas participadas.

Finalmente, la utilización de la expresión “titularidad directa” en los arts, 4 y 5 RD 1704/1999 (Requisitos y condiciones de las actividades empresariales y profesionales y de las participaciones en entidades para la aplicación de las exenciones correspondientes en el IP) sitúa en el mismo punto la conclusión desde un punto de vista de interpretación literal.

Frente a ello no cabe buscar interpretación en contra en el Rgto ISD, como pretendían los recurrentes, puesto que, como señala el Tribunal Supremo, si el artículo 20.2.c) Ley ISD declara aplicable la reducción únicamente a aquellos supuestos «a los que sea de aplicación la exención regulada en el apartado octavo del artículo 4 de la Ley 19/1991 «, y dicho apartado, en su punto tres remite expresamente al desarrollo reglamentario para determinar las condiciones que han de cumplir las participaciones en entidades, es obvio que los artículos 4.1 y 5.2 del Real Decreto 1704/1999, aplicados por la Sala de instancia, resultan aplicables al Impuesto sobre Sucesiones.

Asimismo, de admitirse la participación indirecta, como pretenden los recurrentes, ello supondría que el ámbito de aplicación de la reducción en el Impuesto sobre Sucesiones tendría un ámbito más amplio que la exención prevista a efectos del Impuesto sobre el Patrimonio, lo que se opone tanto a los términos literales como a la finalidad que se predica del artículo 20.2.c) Ley ISD, que establece la equivalencia entre el objeto de ambos beneficios fiscales.

En conclusión: a efectos de aplicar la reducción en la base del Impuesto sobre Sucesiones por transmisión de empresas familiares, únicamente pueden tomarse en consideración las retribuciones que el sujeto pasivo perciba de sociedades en las que participe directamente, sin que pueda extenderse a las retribuciones de otras sociedades en las que participe indirectamente a través de sociedades familiares exentas.

(Sentencia Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 2ª, de 26 de junio de 2020, recurso n.º 801/2020)

 

Departamento de Documentación de Garrido Abogados

La firma

Garrido Abogados es un despacho multidisciplinar con una trayectoria de más de 25 años de excelencia y compromiso.

Firma de referencia en la abogacía de los negocios en España, brinda un servicio a medida, con la excelencia como seña de identidad.

Contáctenos

Madrid, España
Garrido Abogados
Calle Santa Engracia, 14-16. 28010 Madrid
Tel.: 913 196 062
Fax: 913 102 488
Email: abogados@garrido.es