Las inversiones en el patrocinio de eventos culturales y deportivos de extraordinario interés han recibido un importante estímulo gracias al cambio de jurisprudencia que se ha operado en nuestro Tribunal Supremo sobre la deducibilidad del importe de los envases y embalajes en que se inserta el logo del evento.

El responsable del Área de Entidades no Lucrativas de Garrido y Catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Oviedo, José Pedreira Menéndez, publica en Expansión un artículo al efecto en el que aprovecha para recordar el también extraordinario interés económico que tienen este tipo de inversiones que, más allá de la fiscalidad, permiten obtener al inversor importantes retornos económicos a través de la publicidad directa e indirecta que les aporta su participación que, en muchas ocasiones, supera el valor de lo invertido.

Con el nuevo criterio interpretativo, hasta ahora negado tanto por la Administración tributaria como por los propios tribunales –incluido el Alto Tribunal-, que considera posible la deducibilidad del importe de los envases que llevan impreso el logo del evento y no sólo el de su impresión, las posibilidades económicas del beneficio fiscal son realmente sustanciosas para muchos patrocinadores, que pueden verse estimulados de nuevo a invertir en eventos de estas características, beneficiando también con ello nuestra cultura y la imagen de nuestro país dentro y fuera de nuestras fronteras.

José Pedreira, experto conocedor de todas estas cuestiones, explica en su artículo las derivaciones últimas que pueden extraerse de esos importantes pronunciamientos.

 

Leer el artículo