Nuestros socios de Fiscal y de Derecho Europeo, Francisco Conde y Pablo Figueroa, publican en Expansión un artículo conjunto sobre la problemática que genera la recuperación del IVA correspondiente a los impagos que no superan 300 euros cuando quienes impagan no son empresarios ni profesionales, en especial tras la posición asumida por el Tribunal Económico-Administrativo Central en su resolución de 21 de julio de 2021 en su interpretación de nuestra Ley del IVA.

Tanto nuestra norma como su aplicación práctica es, a juicio de los autores, contraria a la Directiva del IVA y a los principios generales de efectividad, proporcionalidad y neutralidad de Derecho europeo, al hacer soportar el peso económico de un impuesto por definición neutral a los sujetos pasivos del mismo, que se ven imposibilitados de recuperar en casos como estos.

Y es que, el criterio del TEAC, derivando la solución jurídica del caso a la aplicación del art. 80.Dos de la ley del impuesto, supone exigir al sujeto pasivo tanto como la renuncia al cobro del precio por el servicio prestado para poder recuperar la cuota de IVA impagada, cuando la sistemática del impuesto inclina a que debería poder recuperarlo sin ese condicionante.

La discrecionalidad -que no arbitrariedad- de los Estados en la transposición, en este caso de la Directiva del IVA, y el efecto directo de su artículo 90 son argumentos añadidos frente a una posición administrativa que se espera sea corregida por la Audiencia Nacional en su análisis de la cuestión.

 

Leer el  artículo